Ch-ch-ch-changes.

Seré completamente sincero en esta.

Cuando yo estaba en primaria era un niño muy feliz, con muchos amigos y ninguna preocupación. Me iba bien en la escuela, hasta me divertía. Era parte de la selección de futbol y cada año viajaba a la copa interestatal de colegios, veía tele largas horas sin aburrirme, salía a jugar con los niños de la cuadra, cuando tenía algo dinero compraba cómics y los leía cientos de veces. En resumidas era muy feliz.

No sé con seguridad porque al entrar a secundaria todo eso cambió. Es cuando, creo yo, empecé a resentir el divorcio de mis papás. Hacía ya bastante tiempo que se habían separado pero fue hasta ése momento que me di cuenta, y no que quisiera que estuvieran juntos, obviamente yo no tenía la edad ni la capacidad para entender las razones que tenían para separase, lo que me pesaba era que yo no tuviera un papá. Tenía un señor bigotón y muy alegre que nos iba a visitar de vez en cuando y nos hacía regalos sin razón aparente, pero no era una figura de paternidad. Tanto me pesó que en la escuela soltaba a llorar a la menor provocación de compañeros o maestros. Así es, yo era el niño llorón de la secundaria. Por esto es que me costaba mucho hablarle a la  gente y me fui haciendo muy introvertido. Cambié los cómics de superhéroes por los mangas de Evangelion, me identificaba mucho con Shinji y Rei, es esa la razón más clara por la que me gustan, supongo. Entré al club de periodismo, en parte porque ya no estaba en la selección de futbol y me aburría mucho en mi casa y ya no tenía amigos en la cuadra, conocí gente muy amable, pero nada significativo.  Además me empezó a ir muy mal en calificaciones.

Deseaba con todas mis fuerzas que se acabara la secundaria, quería entrar a una nueva escuela donde nadie me conociera. La mayoría de mis compañeros entrarían a algún Cobach, por eso yo escogí el Potosino. Era mi oportunidad de reinventarme.

Lamentablemente mi personalidad introvertida y cautelosa no funcionó muy bien el primero año de prepa, hice un amigo pero sus calificaciones no le permitieron permanecer en la escuela. Sólo hace falta ver la foto del anuario mi grupo; es algo así como todos muy juntos y abrazados y yo por un lado apartado. Toda la preparatoria fue similar. Conocí a mucha gente agradable pero no lograba retener “el vinculo”. Me hacía el interesante adoptando opiniones controversiales que no entendía realmente. Pisoteaba el capitalismo con mis tenis Nike y escuchaba sobre anarquía y revolución en mi iPod. Hice muchas cosas que en realidad no quería hacer sólo para caer bien y de eso me arrepiento mucho. Hubo un momento en que adoptaba las ideas de cada persona con la que llegaba a congeniar. Eso de la reinvención no funcionó para nada y decidí, creo que algo tarde, dejarme de tonterías.

Naturalmente, entré a la universidad. Lo de mi carrera, la escogí sin pensar mucho un día antes del día límite para entregar las fichas y hasta la fecha no me termina de convencer. Durante estos tres años también he cambiado mucho. Sigo siendo inseguro y me incomoda la gente pero también he aprendido a relajarme y a pensar por mí mismo.

Creo que ya no soy tan tonto.

Espero seguir reinventándome pero sin la necesidad de deconstruirme cada vez. O hacerlo con alguien que de verdad valga la pena.

Anuncios

Acerca de Marvin

Marvin is a paranoid droid who only whines over almost everything

8 Respuestas a “Ch-ch-ch-changes.

  1. Me gusto tu sinceridad y tu post, en lo personal me identifico con los papas separados. Los mios lo estan aunque de una manera bizarra porque no se han divorciado ni nada. Creo que simplemente estas madurando.

  2. romanninsky

    chale me gusto el post

  3. Me gustó mucho este post, fuiste muy sincero como siempre :)

  4. Antes que nada felicitarte por la sinceridad de tu post. Eso me gustó mucho. De hecho me hiciste recordar mis tiempos de secundaria en donde me identificaba fuertemente con Ikari Shinji. Ahora… jeje… es otra historia.

    Creo que me quedo con la siguiente frase de tu post “Espero seguir reinventándome pero sin la necesidad de deconstruirme cada vez.” La adoré, espero pronto aplicarla a mi vida.. urge.. :D.

  5. Muy bien su escrito don Marvin. Felicidades. Y como dice Yuumei, la frase del final está soberbia, ¿de dónde la robaste, eh?

  6. Immanuel

    Excelente post, me identifique con lo que te ha sucedido. Por que aun habiendo terminado una carrera que si queria y pudiendo encontrar mi identidad, siempre hay una espinita dentro de mi que me dice que no pertenezco a ningun lugar en especifico y esa espina es muy incomoda.
    Desgraciadamente siento que eso de reinventarte, realmente no existe. Al final terminas siendo el mismo tipo, con mas experiencia y mas arrugas.

  7. Herr Lorre

    Los problemas familiares afectan un buen en la forma en que nos desenvolvemos en sociedad, en mi caso igual me hice una niña insegura, con trumillas y quería agradar a todos todo el tiempo. (Muy pinche mal)
    Pero con el tiempo deje de darle importancia a esas cosas y me volví contestona y mamona dicen. Total yo digo que es parte de crecer
    Ya pues me gusto mucho tu post.
    Saludos Marvin

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: