Think for yourself.

Lo primero que se me vino a la mente, fue la imagen de una persona obesa, de esos que despiden un mal olor, y que tienen dificultad para respirar.

Les voy a contar una bonita historia:

Uno de los episodios mas odiables/olvidables de mi vida, se llevó a cabo hace unos cuantos años.

Durante una gran parte de mi vida fui una persona feliz, así fue gran parte del tiempo, después pasé de ser alguien feliz, a ser alguien no tan feliz, para al final llegar a ser alguien completamente infeliz, aunque no estaba totalmente seguro de la causa de ese “malestar”, yo se lo atribuía a mi sobrepeso.

Era un gordo, bueno no, era un cerdo, tan solo me faltaba vivir en suciedad y tener un color de piel rosado ( lo de alimentarme de porquería ya estaba incluido) para ser un vil animal, la obesidad empezó a formar parte de mi vida a principios del 2004, y se extendió hasta finales del 2005.

Siempre he pensado que mi problema se desarrollo debido a todo lo que pasaba en mi vida en esos momentos, y lo unico que encontraba reconfortante, era el hecho de comer, no paraba de comer, comía demasiado (nada más para que se den una idea, me podía comer una mega pizza de benedettis yo solito), deje de practicar todo tipo de deporte, mi vida social seguía activa, pero ya había perdido algo de interés, no me importaba nada, en el colegio no hacia absolutamente nada (hice todo lo posible por intentar reprobar el primer semestre, pero nunca lo logre), e incluso me llevaron varias veces con un psicólogo.

—-

No voy a dar muchos detalles, ya que no es nada agradable para mi hablar de este tipo de cosas, de hecho, aunque quiera dar más detalles, no puedo recordar gran cosa, supongo que mi mente se encargo de aventar todo hasta lo más recóndito de mis malos recuerdos.

—-

Me daba asco verme en el espejo, ver mis enormes pantalones o ver mis playeras del tamaño de una toalla… a pesar de eso, yo seguía a gusto, como siempre, lo que opinaran otras personas me venía valiendo madres… al menos eso era lo que yo quería pensar.

Un día me subí a la bascula y me di cuenta de que había alcanzado los 100 Kg (bueno, la verdad nunca fueron 100, lo maximo que llegue a pesar fueron 94 kg, y aun asi, sigue siendo un chingo, pero preferia pensar que eran 100 para hacer mas faciles las cosas), eso me provocó una gran impresión, y me hizo sentir realmente mal. En ese mismo momento me dije a mi mismo:

“Eres un cerdo.”

A partir de ahí, deje de comer porquerías, no comía galletas, no comía papitas, no tomaba refresco de ningún tipo, no comía nada de porquerías. Mi comida normal consistía en una lata de atun en agua al día, chingos de verduras, una que otra fruta, y mucha agua, y a eso le sumaba el poco ejercicio que podía hacer, ya que por el sobrepeso, me dolían los tobillos y mi condición no me permitía correr gran cantidad de metros…

Empecé corriendo en una pequeña plaza que se encuentra a 3 cuadras de mi casa, la primera vez que fui no pude ni terminar una vuelta a la plaza, y así pasaron los días, hasta que poco a poco fui adquiriendo condición, y pude llegar a darle 15 vueltas a la plaza, después de ahí me pase a correr 4.5 km diarios (o al menos trataba de hacerlo a diario).

Esa dieta y ese ejercicio lo lleve durante 3 meses, al final termine pesando 70 kg.

Eran principios del 2006, y al ver los resultados me sentí muy bien conmigo mismo, al mismo tiempo mi personalidad cambio demasiado, no inmediatamente, pero cambio a final de cuentas.

Junto al “bienestar” corporal también vino una gastritis que hasta la fecha me sigue atacando, y que todas las mañanas se encarga de recordarme aquellos tiempos.

Esa fue la manera en que quise “reinventar” mi persona, pero no tuve mucho éxito, bueno, tan solo en el aspecto “saludable”.

Al final, pensaba que gran parte de lo que me hacia sentir infeliz era eso, y me di cuenta de que no tenía nada que ver, mis depresiones siguen, y cada vez se ponen peor.

Desde entonces tengo un trauma, siempre estoy al tanto de mi peso corporal… pero siempre le veo el lado bueno, y me digo a mi mismo:

“Hey, ya no eres un gordo, jijiji”

*Siento que este post debió ser parte de mi blog, ya que el tema es un poco más personal, pero bueno, ya lo escribí, ya que.

Anuncios

Acerca de Diablorama

No, no quiero ser tu amigo.

16 Respuestas a “Think for yourself.

  1. un niño gordo siempre sera un niño gordo.

  2. Pues yo rara vez me fijo en esas cosas, mientras me sienta bien. Si me preguntas ahorita no tengo ni idea de cuanto peso porque hace como dos años que no me paro en una bascula. Muy interesante la introspeccion, tu no te acomplejes. Ya sabes que cuentas con tus hermanos bloggers para desahogarte…

  3. Es la historia de mi vida.

    Yo en serio te respeto mucho el post porque he estado en esta posición.

    También me pasó que un día hace años decidí dejar de estar gordo y me puse a correr, a hacer dieta, etc. Logré bajar de peso considerablemente y el mundo entero me cambió. De primera mano supe lo que era el romance, el tener que decidir entre varias chicas, el que la gente me quisiera porque hay que aceptarlo: En esta sociedad los gordos no estamos bien vistos. Sea culpa de los medios o del modo de vida no me importa, lo que importa son las consecuencias. Pero qué crees, me encanta comer y me encanta ser un huevón. Otros años más tarde volví a subir de peso y heme aquí de nuevo. Otra vez me da pena acercarme a las mujeres o siquiera intentar algo por el complejo de mi apariencia, eso te deprime y te hace comer todavía más. Y a pesar de que ya lo he hecho antes no quiero hacer algo al respecto. Créeme que es muy, muy, muy fácil bajar de peso. Lo difícil siempre ha sido y será el querer hacerlo y, obviamente, hacerlo por las razones correctas.

    De nuevo, gracias por compartir tu experiencia.

  4. Herr Lorre

    Ijole yo también he tenido problemas con mi peso
    y creo que en las mujeres es aun mas mal visto
    o no sé, no soy hombre.
    Es difícil compartir eso en un blog como este, yo prefiero hablar de escusados
    a revelar tantos detalles de mi vida por inseguridad o que se yo.
    Chido tu post man.

  5. romanninsky

    dudes este post es medio personal…..supongo que debemos abrir nuestros corazones y compartir cosas asi………o no?

  6. muy facil bajar de peso? a ver no es por nada pero vayan pasando sus tips

  7. Cerdo?? Por pesar cien miserables kilos? No mames, yo sólo me consideraba panzón y peso 120… Aprecio el que te hayas abierto tan chido, espero que esto te haya servido también a ti como una especie de terapia, by the way: eso de los psicólogos JAMÁS funciona, salvo (y en muy contados casos) cuando vas por tu propia cuenta. No offence, pero maldigo a los papás que prefieren transferirle sus responsabilidades a los “expertos”.

  8. Pingback: Algunas Chicas Son Más Grandes Que Otras « El Plan de San Luis

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: