Sala de espera

Recuerdo muy bien aquella sensación de pérdida innombrable..  Aquella ocasión no muy lejana en mi memoria en que realmente entendí que mi vida estaba llena de balas destinadas a herir o a fungir como maestras de la vida, recuerdo haber estado esperándote  y sí, el sentimiento de que el tiempo me ha dejado atrás está latente, latente… latente.

Domingo 4 de Julio 2010:

Ya casi no lo logro… A duras penas puedo mantener los ojos sobre el papel en el que escribo, cualquier figura en movimiento podrías ser tú… y cada figura en movimiento que aparece en el rabillo del ojo desencadena un agujero en el estomago, un nudo.

Me cuesta demasiado trabajo concentrarme, escribo por escribir y no sé, ni entiendo lo que estoy escribiendo; pausa, te busco alrededor y no te veo, un minuto más, una posibilidad más de que te esté esperando en vano. 6:17 pm, 17 minutos de retraso… ¿Me levanto a buscarte? No, desde aquí es fácil que me veas cuando salgas. Un anciano examina mi mirada, no encuentra lo que busca, sigue caminando.

Hey… no sé porqué pero hoy me da miedo perderte o me es difícil no presentir que algo ha salido terriblemente mal, pero no puedo negarlo. ¿Por qué no puede ser otro día normal? Mi panacea fracasa lentamente, me preocupas, me he dado cuenta de cuánto me han importado las últimas semanas, pero no pienso mantener con vida artificial algo que ya está muerto. ¿Está muerto? Hoy lo sabré. Sonrío, la inercia de sentirse bien es solo eso, inercia, saber que pase lo que pase el mundo seguirá.. Por el un momento el agujero de la boca de mi estomago se tranquiliza, calma su hambre de desazón, puede que todo sea mi paranoia, como siempre… sí, puede serlo…

Te veo caminar lentamente hacia mí… No estás sonriendo….

Anuncios

Acerca de todeszombie

Un hombre loco y bizarro que disfruta viajar en espiral y que aborrece la estupida e infinita levedad del ser

3 Respuestas a “Sala de espera

  1. Esto se puede interpretar de muchas maneras. Me quedé intrigado y me gustó.

  2. Trato de no contextualizarlo, pero solamente dire que realmente apesta sentirse asi, el no saber donde esta uno parado siempre es muy dificil

  3. Me gustó mucho tu post, me recuerda a lo que sentí el día que el murió, la última vez que lo vi caminando hacia mi, en medio de la gente, el tampoco sonreía :(

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: