Todas las películas hablaban de las mismas insinuaciones que te hacia mientras acariciaba sutilmente tu pierna; El olor a perfume de tiangus que solías usar por aquellos días, el sabor a mantequilla en mis dedos y el sonido descompasado del metraje ocultando los latidos de mi corazón que ya habían viajado a lujuriosos finales, ahí entre tus piernas.

Y un buen día de aquellos dijiste “pues va” y dejamos entonces aquel cine y las historias felices. Cambiamos los sueños y los hicimos retos, ahora vemos películas en una pantalla de plasma gigante y en 3D. Así como la vida misma. Ahora vemos el cielo desde el balcón y todo lo material que tenemos es más de lo que pudimos soñar en varías vidas, en varías películas.

Hoy debido a los caprichos de un sindicato de electricistas inconformes tuve que desviarme. La señal de alto de un semáforo viejo, una paloma al vuelo y ahí enmedio de la calle y sus baches un galeón fantasma, su bandera roída intentaba decir “Cine Azteca”. También había un niño flacucho y moreno de 19 años sonriendome mientras el aire me acercaba tu olor a perfume barato y mi mano derecha buscaba inútilmente tu pierna….

Anuncios

Acerca de Yuumei

León de trapo que sueña con ser real y tener un corazón. Me gusta el frío, los días lluviosos, el olor a tierra mojada, soñar cuando volteo hacía arriba. Geek sin titulo, homosexual de minorías, pinto con fotografías y a veces supiro en tuits…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: