Yo soy un hombre de arma-dura

Me acuerdo de la película de “La máscara” con Jim Carrey (que vista en retrospectiva probablemente fue un fracaso) en la que en algún momento se dice que todos usamos máscaras. No me refiero a que todos seamos unos hipócritas con los demás, más bien creo que todos tenemos una manera de vernos a nosotros mismos desde el interior, diferente a la que tienen los otros de vernos desde el exterior.

Esta peculiar circunstancia se presta para que algunos construyamos un personaje y nos envolvamos en el, ocultándonos para de cierto modo vivir una vida que no nos pertenece o que no nos atrevemos a vivir de otra manera. Ya saben, aquí es donde va un ejemplo que no pude encontrar de alguien que hace una cosa pero en su interior es lo opuesto.

En la preparatoria tenía un compañero que estaba algo desorientado y andaba tomando malos caminos. Un día casi lo expulsan y cuando volvió, después del periodo de suspensión, nos contó que su papá le puso a pensar en qué era lo que quería hacer de su vida y los pasos necesarios para lograrlo. Eso le había impactado mucho pues a esa edad aún no lo había pensado y le cambió la manera de ver la vida.

A mi hace no mucho me abrieron los ojos con una pregunta igual de sencilla y elemental ¿a qué le dedicas más tiempo y energía en tu vida? Y la respuesta fue clara inmediatamente: a evitar ser lastimado, a construir una armadura que me proteja.

Anuncios

5 Respuestas a “Yo soy un hombre de arma-dura

  1. marisolsqth

    y te ha funcionado esa armadura?

  2. hell_blue

    a ya la entendí al titulo hahaha !!!

  3. Pingback: La transacción (a.k.a. “¿Será este día?”) « Kurazaybo jom peich

  4. Sin agraviar, existen mutherfucker fríos como el hielo (como mi amado GeekNocivo) a los que les resulta más simple todo, ya sea porque disfrutan las cosas como Dios manda o porque son egoístas y no arriesgan en absoluto. No lo juzgo ni lo veo mal, me parece perfecto el hecho de no necesitar una armadura para evitar que una perra se adueñe de tu voluntad, de tus pensamientos y a veces hasta de tu dignidad, me cae. Pero sí te entiendo y consecuento (pinche palabra dominguera) el hecho de que no salgas sin tu armadura: a las personas tan apasionadas como tú, en un mal paso, con una mala decisión, con la persona equivocada, se los lleva feo la verga.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: