La iglesia y su doctrina traumatica

Con los ojos casi llenos de lágrimas de felicidad, mi madre me daba la noticia de que a partir del próximo sábado iba yo a tomar clases de catecismo para mi primera comunión. Mi conocimiento de la religión se encerraba a un padre nuestro, un ave María y a una oración para antes de dormir.
La medida de castigo era un cinturón que mi papá había comprado en san Juan de los Lagos, eso condicionaba mi comportamiento, sabía que si hacía una travesura o si mi madre tenía alguna queja de mi, el castigo era una ronda de chingadazos “correctivos”, dicen que así se templa el carácter para ser una mejor persona (??).
Mi madre me compró un cuadernillo para hacer mis anotaciones para cuando fuera al catecismo, me hacía sentir como si fuera a clases los sábados y no estaba chida esa idea ;(.
Por fin llegó el sábado y mi madre me llevó a la iglesia de la Sagrada Familia, un seminarista me recibió y me pidió que esperara en el patio cerca de la fuente y me dio una paleta de caramelo. Llegaron los demás niños hasta formar un grupo de 9, casi todos de la misma edad que yo. El seminarista se presentó y la primera pregunta que nos hizo fue:
– “Alguien sabe que es el Infierno”
Todos nos miramos unos a otros como esperando quien iba a ser el primero en decir una pendejada.
-” Al infierno van todos los pecadores y los que no aman a Dios” .-dijo con el brazo extendido y el dedo índice apuntando al techo de lámina.
El seminarista nos explico los castigos y tormentos eternos que sufren los pecadores en el infierno, todos estábamos callados y con cierto miedo, era un descubrimiento muy crudo y sumandole la rudeza con que nos la estaba mostrando, la imagen de todos nosotros era como de una camada de cachorritos con frío bajo la lluvia; seguía es seminarista con su discurso hasta que un niño del grupo empezó a llorar por el miedo que le estaba provocando el discurso infernal del seminarista.
-” hijo, tienes miedo al infierno?” .- le pregunto al niño chillón.
-” No temas, Dios nos dio como arma su palabra para no ceder y llegar al paraíso de los puros de corazón”
Cada sábado nos enseñaba la palabra de Dios y toda su verborrea celestial, lo que no sabía éste infeliz seminarista es que provocó que mi percepción de lo bueno y malo estuviera condicionada a la pregunta de si lo que fuere que hiciera era pecado o no…….
Vivía en un tormento de remordimientos y un sentido peso de culpa. Mi niñez y mi diversión la destruyo este cabrónisimo seminarista que me mostró tal cual el camino del infierno. Hice mi primera comunión y seguí con el dicotomía de lo bueno me lleva al cielo y lo malo al infierno.
Así era hasta que entré a la secundaria, caí en cuenta que ese mendigo seminarista nos dio la clase mas trollera en todo lo que lleva de vida el catolicismo, me traumó con sus imágenes del infierno para condicionar mi comportamiento……lo odio.
Ya de adulto me da hueva que mis acciones sean o no bien vistas por cualquier religión, si fuera así no se podria disfrutar de la vida tan holgadamente, deje de pensar en el Diablo y en el infierno desde hace mucho, prefiero portarme bien para que no caer en la cárcel o si no lo hago espero no me atrapen.

Anuncios

Acerca de El nocivo

opiniones nada pretenciosas de los VJ's,no pretendemos cambiar el mundo ni mucho menos ganar fama,dinero y mujeres fáciles.

2 Respuestas a “La iglesia y su doctrina traumatica

  1. a mi tambien me parece inadecuada esa manera de proceder. Es mejor la idea de inspirar a hacer las cosas bien por otros méritos en vez de por *miedo* al *castigo*

  2. Igualmente a todos nos va a cargar la chingada.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: