Resistencia de Materiales

Son las 2:45 am del martes 25 de octubre de 1994 y estamos en una casa de clase media en la ciudad de San Luis Potosí. Dentro de esa casa, se puede ver a un pequeño niño de 8 años en el pasillo junto al baño. El chiquillo esta agachado y recargado sobre la pared y con la cabeza mirando hacia abajo. No hace frío y desde hace media hora que no puede dormir.

Y entonces lo inevitable comienza, se empieza a escuchar un ruido muy lejano; pero que cada vez se empieza a hacer mas fuerte. El pequeño se comienza a preocupar, pero no quiere despertar a sus padres por que lo van a regañar como las otras veces que los ha despertado. No entienden que el siente que algo malo va a suceder y nadie le cree. No hay nadie ahí para protegerlo. Solo puede confiar en la resistencia que tendrán los ladrillos y el cemento que esta sobre su cabeza. Y la verdad, aunque es muy joven intuye que la casa no soportara el impacto de un objeto de varias toneladas a una gran velocidad.

El ruido llega a su nivel más alto y el niño espera lo inevitable. Segundos después, el sonido del avión comienza a disminuir y eso le dice al pequeño miedoso que al menos en ese momento ya no va a morir. Regresa un poco más tranquilo a su cama e intenta retomar el sueño. Sigue pensando en muchas cosas y termina durmiendo 20 minutos después.

La ruta de ese avión termino cambiando. El niño creció y en algún lugar leyó que es mas probable que lo mate un camión a que le caiga un aeroplano encima.

Anuncios

Acerca de Angel

Don't panic.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: