No surprises

Sin agua no vivirias ni una semana. Sin aire no durarias más de tres minutos. No es casualidad, que las cosas más importantes para la vida, sean transparentes.

Gracias a esa propiedad, podemos identificar rápidamente cuando alguna de estas sustancias tiene alguna contaminación. Y así podemos decidir si queremos que interactue con nosotros, o no.

No soy comunista

El trabajo, es esa actividad que se realiza generalmente para obtener dinero a cambio de esfuerzo y tiempo.

Cuando recibí mi certificado de secundaria, me quede pensando de una forma ingenua que ya podía pedir trabajo como obrero. Si, soy tan viejo que aun recuerdo que a los operadores se les decía obreros y pues desde ese tiempo, ese es un sinónimo de un empleo poco renumerado y que te exige mucho esfuerzo físico, a su vez que trabajas en condiciones inseguras. Como era un joven con oportunidades para desarrollarme, continué estudiando y termine una carrera en ingeniería.

El llegar a la industria fue un cambio total para mí. Me di cuenta que incluso como personal  de confianza, las cosas no eran fáciles. Desde los horarios, que en la mayor parte de los lugares en los que he estado son de 7 am a “la hora en que termines o puedas salir” o lo lejos que este tu lugar de trabajo de la ciudad, hasta las tareas a realizar. Que te exigen concentración y que a veces te tienes que olvidar de lo que aprendiste en la escuela por que no te sirve. Llegas a aprender que aparte de tener que desempeñarte bien en tus obligaciones, también debes de socializar bien con tus compañeros y principalmente con los jefes; por que si no te quedas estancado en tu puesto.

Luego para terminar, en ultimas fechas, las empresas no están contratando personal nuevo. Al menos como comparación; en SLP hay 18 vacantes de hace 7 días para todas las ingenierías en OCC. En Queretaro con los mismos criterios de búsqueda, hay 46 ofertas. En el DF tienen 370 ofertas. Obviamente, hay que considerar el tamaño de las ciudades y las zonas industriales. Pero aún así, solo suman 434 ofertas. Y cada vez somos más y más egresados.

Ahora bien, últimamente he leído varias propuestas para elevar la contratación de personal nuevo. Algo que ni siquiera contempla la tan anunciada reforma laboral: la reducción de la jornada de trabajo. (ver fuentes)

Si bien, mi propuesta no es tan drástica. Simplemente, ¿Por qué no ver las horas que trabajan las personas? Y es que, aunque las empresas estén recuperándose de la crisis, muchas ejecutivos ya se dieron cuenta que el trabajo que se supone debe de realizar tres personas, lo pueden sacar dos. Aunque tengan que trabajar 60 horas a la semana.

Ahora bien, es una utopía (que de hecho el libro utopía, llega a plantear algo parecido) que requiere de un esfuerzo conjunto como sociedad. Ya que tiene que aumentar la productividad, disminuir la corrupción y aumentar los incentivos a empresas que pongan en acción la propuesta.

Estoy consciente de que es una idea controvertida; pero así también lo fue la reducción de jornada a 8 horas al día y demás derechos laborales.

Fuentes:

http://bitacora-alternativa.blogspot.com/2010/12/jornada-laboral-de-30-horas.html

http://www.youtube.com/watch?v=aB8D_9_fZRI

http://www.meneame.net/story/jornada-laboral-de-30-horas

Castillo de Naipes

No conozco en persona a muchos de los que aquí han escrito. Y cuesta un poco abrir tu closet de secretos. Pero aquí van.

A veces grito cuando veo cucarachas.
Conduzco como psicópata y una vez atropelle a un conejo.
Y mi secreto mas escandaloso es que quiero irme de aquí para no decepcionar a mi familia ya que yo soy agnóstico.

Mi abuela es muy cristiana y toda mi familia por parte de mi papá se dedica a servir a Jesús. Y la verdad la iglesia me fastidia desde que tengo catorce años. He tenido peleas con mis padres por el solo hecho de que no quiero ir a la iglesia. Y sigo yendo ahí por el hecho de que no tengo dineros suficientes para salirme de la casa. Hace un par de años era por que seguía estudiando y ahora es por que no tengo un salario para mantener el ritmo de vida que llevo. Y es una hipocresía saludar a mi familia y hablar de las cosas de Dios y que quieran que vayas, seas amigo de los jóvenes de la iglesia y que des diezmo y así.

El jueves mi abuelita cumplió 70 años y me dijo que quizás no tenía que irme de san luis, que igual y el plan de Dios es que encuentre un trabajo, compre una casa me case y tenga familia. Y todo el viernes estuve pensando en salir corriendo de esta ciudad.

Y para colmo mi novia de ya varios años no quiere ir a la iglesia y mi abuelita frecuentemente me dice que la lleve y convierta para no vivir con problemas. Y aunque quiero mucho a mi familia y son buenas personas; yo solo quiero irme de aquí, y verlos cada navidad.

Saludos a los que hicieron posible este moribundo blog.

Bullet Time

Todos observamos las cosas a nuestro alrededor y percibimos que se mueven a velocidades que consideramos normales. Platicamos con alguien y lo escuchamos perfectamente. Vemos la televisión y podemos disfrutar de nuestras caricaturas favoritas; aunque realmente todos sabemos que son dibujos que se van cambiando de posición y forma a una velocidad de 24 cuadros por segundo.

¿Y qué sucede cuando vas conduciendo a determinada velocidad y un auto se cruza la calle? Puedes incluso ver la cara de miedo del individuo atravesándose. Presionas los frenos y mueves el volante en la dirección que crees más conveniente y cuando todo acabo, te das cuenta de que en ese momento, aumento nuestra velocidad del pensamiento y todo lo percibiste más lento que como lo percibes normalmente.

Para conocer la velocidad de un pensamiento, debemos conocer lo que es un ksana. Un ksana es la unidad de tiempo más pequeña que usan los budistas para definir como transcurre la nocion de movimiento en el universo. Según ellos, los seres humanos pensamos a una velocidad de 1 pensamiento cada 95 ksanas.

Y pues siendo sinceros yo quisiera poder tener la habilidad de pensar en menos ksanas. Que mi mente y cuerpo se muevan a la velocidad de Flash. Podría leer y comprender un libro mucho más rapido que los demás. En las pruebas de inteligencia seria un genio. En los deportes nadie le ganaria a mis reflejos. Podría pilotear un auto de carreras y anticiparme a cualquier evento que me pudiera perjudicar.

Lo malo sería que no podría percibir correctamente todas aquellas cosas que necesitan de una velocidad normal del pensamiento para poder ser disfrutadas. Como ver películas, ya que las percibiría como toscos cuadros en movimiento. O una conversación se presta para ser algo imposible. E incluso el sexo, ya que quedaría como un eyaculador muy precoz. Sin mencionar que me haría viejo demasiado rápido.

En realidad, se conoce el caso de alguien que pensaba más lento que los demás y no necesariamente era un retrasado. Esa persona tenía un tumor en el cerebro que hacía que percibiera como todo a su alrededor se movía mucho más rápido. Por ejemplo, cuando le pedían que contara 60 segundos, él se tardaba 286 segundos en completar esa tarea: Para conocer más, visite: http://librodenotas.com/guiaparaperplejos/17412/apuntes-sobre-la-velocidad-del-pensamiento

En ese mismo artículo se menciona que investigadores del MIT habían logrado aumentar la velocidad del pensamiento de unos simios. Y si cuando estamos en peligro logramos realizar esa “proeza”, confió que en el futuro podamos tomar una pastilla que nos permita overclockear nuestro cerebro.

Ya para terminar, un ejemplo de lo que me gustaría que pasara después de tomar 100 tazas de café.

Fuentes

http://www.anfrix.com/2007/03/una-manera-singular-de-medir-el-tiempo/

http://librodenotas.com/guiaparaperplejos/17412/apuntes-sobre-la-velocidad-del-pensamiento

 

Chester

Crecí en una calle cerrada de una colonia en ese entonces muy tranquila. Tan tranquila que por ahí no pasaban camiones. Todos mis amigos vivían a menos de 100 metros de mi casa. Cada tarde yo los iba a buscar después de las 6 pm y nos metíamos a casa a las 8 o 9 de la noche.

No éramos los únicos niños que vivían por ahí; en una calle perpendicular vivían más niños. Solo que estos muchachillos eran más grandes y malosos. Digamos que eran del grupo rival al nuestro. Jugábamos futbol y nos aventábamos piedras. A veces nos agarrábamos a golpes y en pocas palabras a mi me caían mal.

A mí me fascinaba andar en bicicleta, ya que me deshice de las rueditas a los 5 años. Y a los 6 ya tenía una bicicleta grande. Para  esa edad, una bicicleta grande era una rodada 20.

Una vez cuando tenía nueve años, iba en mi bicicleta con rumbo a la tienda. Cuando de pronto sale corriendo uno de los chiquillos malosos de una cochera. Hábilmente logró saltar y colocarse en los diablitos de mi bicicleta. Pude haber frenado y ambos nos caíamos; pero muy amablemente me pidió que le diera un aventón a la tienda de la siguiente cuadra. Viendo que no era un peligro y ya que los dos íbamos al mismo sitio, decidí llevarlo. Cuando nos bajamos, en tono de broma le dije: Chester, me debes un peso. El weycillo ni me hizo caso y se bajo a comprar unas sabritas. Yo me compre unos roles glaseados y me fui antes de que me volviera a alcanzar.

Días después al llegar a mi casa, recibo una noticia que para mi edad era algo impactante. Mis papas me dijeron que un camión había atropellado a un chiquillo y que este era el tal Chester. El estaba en quinto grado cuando sucedió el accidente, y yo estaba en cuarto. Más tarde, fui con mis cuates y les pregunte si sabían que había pasado. Me contaron que parece que Chester se estaba peleando en la banqueta  y uno de los niños con los que estaba peleado lo empujo a la calle, este tropezó y un camión le paso encima. Otra de las versiones decía que el pequeño ya estaba en la puerta del camión cuando este arranco y provoco que el niño se cayera y las llantas traseras le pasaron encima. No estoy seguro cual fue la realidad de los hechos. Pero en ese momento pensaba que un niño muriera no era algo normal. A mí no me caía bien; pero eso no significaba que yo deseara que se muriera.

Siendo unos pequeños entrometidos, fuimos con sus amigos a investigar que había pasado. Los encontramos y ellos también estaban desconcertados y si se veían tristes. Juntos fuimos cerca de la casa del recién fallecido y al acercarnos podíamos escuchar los gritos desconsolados de su mamá. Nos quedamos escuchando ahí afuera, tan inocentes, tan irrespetuosos, tan morbosos.

Tiempo después la familia se mudo. Y a mí no me traumo pensar que me podía matar un camión, ya que me llevaban a la escuela en coche.

Disclaimer: Ese es el verdadero nombre con el que se conocía a ese niño. No se bien si era un apodo ó su verdadero nombre.

 

Resistencia de Materiales

Son las 2:45 am del martes 25 de octubre de 1994 y estamos en una casa de clase media en la ciudad de San Luis Potosí. Dentro de esa casa, se puede ver a un pequeño niño de 8 años en el pasillo junto al baño. El chiquillo esta agachado y recargado sobre la pared y con la cabeza mirando hacia abajo. No hace frío y desde hace media hora que no puede dormir.

Y entonces lo inevitable comienza, se empieza a escuchar un ruido muy lejano; pero que cada vez se empieza a hacer mas fuerte. El pequeño se comienza a preocupar, pero no quiere despertar a sus padres por que lo van a regañar como las otras veces que los ha despertado. No entienden que el siente que algo malo va a suceder y nadie le cree. No hay nadie ahí para protegerlo. Solo puede confiar en la resistencia que tendrán los ladrillos y el cemento que esta sobre su cabeza. Y la verdad, aunque es muy joven intuye que la casa no soportara el impacto de un objeto de varias toneladas a una gran velocidad.

El ruido llega a su nivel más alto y el niño espera lo inevitable. Segundos después, el sonido del avión comienza a disminuir y eso le dice al pequeño miedoso que al menos en ese momento ya no va a morir. Regresa un poco más tranquilo a su cama e intenta retomar el sueño. Sigue pensando en muchas cosas y termina durmiendo 20 minutos después.

La ruta de ese avión termino cambiando. El niño creció y en algún lugar leyó que es mas probable que lo mate un camión a que le caiga un aeroplano encima.

Se me olvido otra vez

Me llamo Angel y así me dicen mis amigos. La verdad, no tengo muchos, aparte de ser un poco introvertido, no tengo mucho tiempo para socializar. Soy fanatico de los juegos de estrategía, shooters y juegos de plataformas. Me gustan la cerveza y el tequila. El bayles me fascina aunque piensen que es una bebida para mujeres y puedo comer en lugares caros ó degustar unos buenos tacos en la calle.

Decidí entrar a este blog porque me llamaron mucho la atención sus autores y las dinámicas, incluyendo los podcasts. Conocí el blog gracias a Kurazaybo, que promociono varios post en google reader. Seguí a Kurazaybo en Greader porque un cuate lo tiene en sus contactos y me acorde que hace varios años visite su blog en una entrada en la que hablaba de la tarjeta boletur.

Entre a twitter en julio del 2009 y rápidamente le perdí interés. Volví a retomar mi cuenta en octubre del 2010. Debido a que me entere que podía ser una excelente herramienta para conocer el estatus de seguridad en la ciudad. Más que nada porque fui testigo del asalto a una joyería en plaza el dorado.

¿Por qué menciono todo esto? Pues por que cuando entre al plan de San Luis, descubri que el blog ya tenía antigüedad. Y antes se llama pipotweets. “Pinches potosinos twitteros” y siendo sinceros, me hubiera gustado conocerlo antes.

En estos momentos estoy trabajando en una empresa en la que no me veo en un futuro cercano. Más que nada porque lo que estoy haciendo no tiene gran relevancia para mi carrera. Soy ingeniero en Mecatrónica y estoy realizando trabajos que solo necesitan un buen conocimiento de Excel y conocer un poco de administración. Realmente he aprendido lo que tenía que aprender y siento que es tiempo de buscar horizontes que me gusten más.

un probable bansky

Esa podría ser una razón por la que no he posteado mucho en este blog y la otra es que aunque me da vergüenza admitirlo, soy procrastinador. Les aseguro que no es mi intención, pero a veces comienzo leyendo una noticia y cuando me doy cuenta ya tengo 100 artículos en mi cuenta de Read it later y no he realizado algo constructivo.

Y bueno, para terminar, me gusta mucho leer. Principalmente ciencia ficción. Aunque como buen ingeniero, también me gusta la ciencia real. Mi lema puede ser, que puedo reparar desde un ipod hasta un jetta. Y solo me queda decir que la mayoría de los que están aquí son hipsters ante los ojos del grueso de la población mexicana. Yo incluido. Saludos.

Arriba las manos

Trabajo desde que tengo 19 años; y he estado en muchos lugares que poco tienen que ver entre sí. Al haber estado en pequeños y grandes negocios, empiezas a conocer la forma de pensar de los dueños de esos lugares.  Varias veces, me han explicado que un buen vendedor atrapa al cliente y no deja que se vaya sin dejar algo de dinero en la tienda.

En muchos lugares, realmente lo que se cobra es el lugar donde se realiza la transacción, porque lo que se compra, es posible conseguirlo en otro lugar a un precio mucho menor. Y lo peor, es que la gente asiste a esos lugares por el valor agregado que le da la tienda al producto. Sea una cafetería, un videoclub o un lugar de comida rápida.

Cuando escucho el termino valor agregado, también me viene a la mente el capitulo clásico de los simpsons de Lisa Vs Stacy Malibu. En ese episodio, Lisa compra una muñeca Stacy Malibu; pero pronto queda decepcionada al escuchar que las frases que dice Stacy son realmente denigrantes para las mujeres. Lisa decide entonces cambiar eso. Al no recibir una respuesta favorable por parte de los fabricantes de la muñeca, decide entonces ir con la creadora de la muñeca. Juntas, logran desarrollar otra muñeca que inspire a las niñas a ser otra cosa que meros objetos sexuales. La respuesta de los fabricantes de Stacy Malibu fue darle un valor agregado a su producto: Le pusieron un nuevo sombrero a su antigua muñeca. Por lo que la muñeca de Lisa termino siendo un fracaso de ventas.

Esta última técnica está siendo usada por muchas compañías. Ya sea que le pongan una cámara a un producto que antes no lo tenía, o le pongan un nuevo accesorio a un auto.

Así que la próxima vez que vayas a comprar algo, pregúntate, ¿Realmente el costo extra vale la pena?

 

Asnos estupidos

“Y sis”

Que tal desconocidos. Este es mi primera participación en esta dinámica; y para mí no pudo haber un mejor tema para empezar que este.

Hablando de los “Y sis”, los veo como sucesos alternativos que pudieron o no haber transformado el destino de algo o alguien.

Curiosamente, las personas cuando imaginamos los “Y sis” lo hacemos pensando en circunstancias mejores a las que estamos viviendo. Pocos son los que se ponen a pensar, deseando una vida peor a la que ya tienen. Los temas imaginados, realmente no varían mucho de persona a persona. Generalmente tratan sobre elecciones en los temas que más nos interesan como seres humanos: amor, salud y dinero.

Clasifico a los “y sis” en dos: aquellos que realmente mostrarían un gran cambio con respecto a la situación actual, y aquellos que dejarían las cosas tal y como están. La diferencia entre ambos, es que los “y sis” que realmente cambiarían las cosas, son aquellos que modifican la dinámica del pensamiento.

Imaginando en grande, uno de los “Y sis” que supongo hubieran dejado las cosas similares en el mundo actual, es la conquista de territorio mexicano por los EEUU.

Supongamos por un momento, que Santa Anna no fue un cobarde, que el territorio del norte estuviera poblado por muchos más mexicanos. Que hubiera existido una mejor coordinación en el país, y que el resultado fuera que México mantiene su territorio intacto.

Viajemos un siglo y medio en este universo paralelo. Las cosas para México estarían más o menos igual que como están en nuestro universo. Solo que en el norte hay algunas cuantas ciudades superpobladas en la frontera con EEUU. No existiría Hollywood tal y como lo conocemos, y el oro encontrado en California fue despilfarrado por décadas. Todo esto lo comento, por que el suceso, no modifico nuestra forma de pensar, que es lo que realmente importa, y puede hacer que las cosas cambien para mejor.

Un suceso que si modifico nuestra idiosincrasia fue la conquista y 300 años de la colonia. Provocando no un cambio de 180°, sino una amalgama de antiguas creencias y nuevas costumbres, impuestas por un pueblo externo que humillo y se aprovecho de los locales. Si el “Y si”, hubiera sido otro, este universo si sería muy diferente.

En lo personal yo si suelo pensar mucho en lo que hice o no hice; desgraciadamente, es perder el tiempo en sueños. Es sentirme mal por haber rechazado un trabajo, por no decirle alguien lo que sentía, por ir a una fiesta sosa, en vez de ir al evento del año.

Lo importante es aceptar lo que ya hice, y darme cuenta que siempre voy a estar a tiempo para ser la persona que quiero ser.

Para terminar, ¿Y si los “y sis” realmente existen como universos alternos?

 

 

A %d blogueros les gusta esto: