La revoluciòn de Emiliano Zapata

Lo primero

Lo ùltimo

 

Es la evoluciòn…

Anuncios

¿Y si? Aja…

Hasta hace algunos años no era  una mujer… de decisiones, tenìa miedo siempre que tenìa que afrontar alguna situaciòn, no sabìa como decir que no y terminaba ocasionandome  problemas al por mayor.
Me involucre en un asalto, en una secta narco satànica y en una cosa llamada twitter.
Afortunadamente muchas de estas experiencias me han hecho darme cuenta de que, para tomar una desiciòn, no debes dejar que nadie influya en ello, ni hacerlo por amor (enserio). Hay que pensar con la cabeza frìa… como unas chelas mmmm, bueno regresando al tema
He tomado muchas decisiones que si bien no sè si sean lo mejor a futuro me parecieron lo mejor en su momento.
Como cuando decidì dejar leyes por estudiar artes… O cuando decidì internarme en un temazcali por mi adicciòn a las drogas, o cuando decidì cambiar de sexo por que el pito me estorbaba.
Pero y si no hubiera tomado estas decisiones? Me pregunto como serìa mi vida si hubiera hecho lo contrario…

En fìn, recordando un poco, hace como dos meses tuve un accidente en mi escuela; un pedazo de metal salio volando a mi ojo y me pego con fuerza tal que sangrè y estuve ciega durante una semana.

¿Y si hubiera estado 10 cm màs a la derecha? ¿Ah? Pinchi suertecita.

.

Peliculas malas que se vuelven… ¿Buenas?

¿Alguien se acuerda o vio: “Tres lancheros muy picudos”?

La pura finura ¿No? Chequen esta otra escena que ademas de haber sido filmada en el antro gay mas nice de la època conto con la participación del Capitan Spaulding en el rol de  “Gayzote rudo e intimidante” 

Hace muchos años

Mentiras piadosas para chicos y grandes…

Se llamaba “Perri” y era un perro callejero, negro y feo, pero ahh como lo quería al mugroso  (Generalmente me gustan los mugrosos) Solía dormirse en la puerta de la casa de mi abuela, en ese tiempo mi familia y yo vivíamos en la casa de enfrente.
Por las tardes, cuando regresaba de clases, Perri estaba ahí esperandome, yo lo acariciaba y jugaba con el, le daba lo que me encontrara en el refrigerador, eso incluye las latas de cerveza que dejaba mi papá entre otras cosas.
Pero bueno ¿Quién no tuvo un amigo perro alguna vez? Ya sé, suena a película y es que así era; Mi amigo Perri y lore <3
Pero como todos sabemos siempre hay algo que se interpone entre dos buenos amigos.
Un día al regresar de clases Perri no estaba, le pregunté a mi mamá y dijo que más tarde regresaría. Pero no, no volvió.
Al día siguiente le pregunté a mi abuelita, ella me dijo que a Perri se lo habían llevado dos hermanas gemelas ricas y que lo iban a querer mucho. Me las imaginaba con la cara de  las gemelas que aparecen en Los Simpson, jugando con el perrillo y dandole de comer.
Poco despuès de eso me enterè de que todo fue una mentira y que mi abuelita, con su cara y su voz tan dulce había llamado a la perrera por que ya le había fastidiado “El perro pulgoso que se echaba en la puerta de su casa” </3

Otra de mi infancia.

“Popeye es una mentira”

Era temprano, me imagino que era fin de semana por que no estábamos en la escuela ni mis hermanos ni yo, estábamos en la cochera de la casa sacando lombrices y cochinillas de la tierra.
Uno de mis hermanos grito: ¡Popeye!
Mi otro hermano y yo corrimos hacia la reja donde estaba parado afuera un pelón bien mamado. Si igualito a Popeye o así lo recuerdo yo, la reja de la casa no era muy segura y podíamos abrirla con facilidad a pesar de ser unos niñillos; mi hermano abrió la puerta y entonces yo le dije al mamado ese: Cárgame Popeye :3
“Popeye” Me agarro del brazo y me levanto, provocando que se me desgarrara o algo, sentí un dolor culerísimo, cuando me bajo corrí llorando y gritándole a mi madre, quien salió a decirle al pinche pelón ese que se fuera o le hablaba a la policía.

Cuando regreso mi papá, me llevaron al doctor, me vendaron el brazo y mi papá me dio unos coscorrones </3

Kusturica.

Xena

“Abranse bola de maricones”

Batman

                                                     Directo a la casa de la risa pinchi loco jojojo

¡Puma!

                                                  

                                                                Gatote come pajarote :)

Aquì el 68 que 32 en la 76.

Pues al parecer ya han dicho mucho acerca de la locura, que si los chavitos faltos de atención, que si los enfermos mentales, que si las mujeres estamos locas etc…Yo les voy a contar unas pequeñas anécdotas, al mismo tiempo que les pregunto:
¿Què hacen ustedes cuando creen que nadie los ve?
.
.
.

“Shon loco”

Hace unos dos años mientras estaba en la vídeo donde trabaja un amigo,
entro un vago, mal vestido, con unas rastotas de mugre y la ropa desgarrada
se paro frente a un poster de Salma Hayek y dijo: “Ella es mi novia”.
Se bajo el pantalón y comenzo a bailar enfrente del poster.

“Anciana loca”

-Radio taxi buen dìa

– Mandame una unidad a Galeana #000

-Permitame, en seis minutos llega su unidad.

45 minutos después.

Taxista – La señora de Galeana no me quiere pagar y me esta agrediendo con un palo.

“Sobrinito”

-Mamá! mamá! se murió mi pescadito.

-Hay hijo vamos a enterrarlo. Y te compro uno nuevo pero no llores.

Media hora antes…
El niño saca el pez de la pecera y lo deja caer al piso, después lo recoge y le empieza a susurrar:

– Shhh, no grites. (Mientras le pega con la mano).

 

ASDsadhfskllghsfj`sdg…
                                        

 

Era una bruja

Fue en la secundaria que conocì a un grupo de chicas “malas” despuès de haber terminado la “amistad” con las dos niñas que habìan sido mis amigas desde la primaria a causa de una riña con una de las dos, esa fuè mi primer pelea de secundaria, ella me corto un mechòn de cabello, discutimos y la gente calentó los ánimos. Si… fue algo muy tonto y ridículo, pero que se le va a hacer, así pasa cuando uno es joven. Tiempo despuès una de las “chicas malas” me invito a unirme a su grupo y planeamos una “venganza” en contra de esas dos perras. En receso entramos al salón y llevamos sus mochilas al baño para dejarlas dentro del escusado, despuès de eso fingimos demencia a la hora del interrogatorio de los profesores, en ese momento me pareció muy divertido y me gusto la sensaciòn de lo que era formar parte de ese grupo de “bad girls”.

Con el tiempo una de ellas dejo la escuela y yo me hice muy unida con una en especial.

Un dìa me comento acerca de una reuniòn en casa de su primo que era mayor y que tendrìamos que salirnos de clases para ir, yo accedì, nos salimos, nos subìmos al camiòn ruta 10 y llegamos a la casa de su primo, yo me sentè en la sala mientras veìa a un montòn de chavos y chavas tomando, fumando y toqueteandose, al principio me sentì muy incòmoda ya que no me llamaba la atenciòn nada de todo aquello que hacìan en esas reuniònes, hasta que me encontrè con el nintendo 64 de su primo.

Continuamos asistiendo a varias de esas reuniònes, ella para embriagarse y fajonearse con los amigos de su primo y yo para jugar mario kart y pokemon snap, asì fuè hasta que un dìa las cosas se salieron de control, yo tenìa que estar afuera de la escuela a las dos de la tarde ya que mi papà pasaba por mi, ella prefirio quedarse. Ese mismo dìa por la tarde llamo su madre muy enojada, preguntándome por ella ya que no habìa llegado aun a su casa, me hizo responsable si algo le pasaba, me puse muy nerviosa, sobre todo por que conociendo el caracter de mi papà seguramente hiba a tener problemas. Llamè a su primo y me dijo que el la llevarìa a su casa, que no me preocupara, el resto de la tarde transcurrio tranquilo pero a altas horas de la noche tocaron el timbre de la casa con mucha insistencia, era la madre de mi “BFF” amenazando y gritando; que ella tenìa muchas influencias, que yo habìa inducido a su hija para que se saliera de clases y que era una mala influencia, mi papà me puso una regañiza enfrente de la señora y terminè por decirle que ella se encontraba en casa de su primo.

El problema su soluciòno, al final la encontraron en casa de otro chavo y al dìa siguiente su madre fuè a decir a la directora del colegio, que mi papà era satànico y que yo tambien, ademàs de ser una pervertida y drogadicta que habìa inducido a su hija a hacer todo lo que hizo.

A la chica la cambiaron de colegio pero a mi no, aunque para ese entonces ya no tenìa amigos por la fama que me habìan hecho, hasta que comencé a juntarme con el chico raro del salòn, el que jugaba magic en el receso, que me decìa las cosas directamente, que me regañaba cuando andaba de necia y que pasabamos horas platicando de cualquier tonterìa. Hasta la fecha el sigue siendo mi amigo y cuando lo veo aun hechamos desmadre y platicamos muy padre.

De ella no volvì a saber hasta hace poco, gracias a FB, que dejo de estudiar y que se la pasa perreando en los antros mas culeros de la ciudad.

En la actualidad no le doy mucha importancia a eso de BFF, a mis pocos amigos (as) de verdad, los quiero mucho y pss ya.

 

A %d blogueros les gusta esto: