Prípiat

Anuncios

Been there, done that.

Creo que todo mundo se reinventa de un modo u otro, a veces inconsientemente, durante el transcurso de su vida, sin importar que tanto o poco lleve recorrido de esta. Las detonantes pueden ser tan estupidos como la influencia superficial de algun producto comercial y/o standard social, hasta en sentidos más intimos o espirituales, de esos que le llegan a uno como un sorpresivo sape en la nuca. Muchos de esos pretendidos cambios, al igual que el sape, no durán mucho; pero a veces por convicción o inercia o ímpetu, se quedan.

Mi amor por el cine está desde los 9 años, y desde entonces no ha dejado de ocupar un lugar importante en mi vida, pero si se ha reinventado; pasando de un único interés en la temporada veraniega, al descubrimiento de filmes “maduros” como Requiem por un Sueño, Trainspotting, Naranja Mecánica, Romper Stomper y demás. Ahi la cosa fue que era algo nuevo, y por supuesto uno se sentía mas grande y maduro, y creí que porqué me percataba de que los directores llamaban más la atención que en otras películas hacia sus movimientos de cámara, juegos de tiempo y ritmos de edición, ya uno sabía de cine. Al final he llegado a un momento en el que veo casi todo, dependiendo de mi ánimo claro, y cosas que antes me parecían fascinantes ahora se me hacen mediocres o simplemente no me interesan.

En cuanto a mi, muchas cosas han cambiado y la verdad no se porqué ha sido. No digo que no haya razón pero por lo menos ahorita no la encuentro. Antes siempre usaba el pelo largo, ahora ando casi pelón. Bueno ahí si se hizo el cambio en primer lugar porque la calvicie me atacaba con unas entradas cagadas, y ahora ya me acostumbre. Antes hablaba hasta por los codos de todo, ahora muchas veces puedo estar callado sin decir nada, sobretodo alrededor de mi familía. Antes era muy unido a mis padres, ahora me cuesta trabajo conectarme con ellos. Los quiero, los admiro y los respeto, pero al parecer no encuentro ya una forma de hablar con ellos.

¿Que es reinventarse? ¿Cambiarse a si mismo? ¿Adaptarse? ¿Fingir? Supongo hay un poco de todo eso y de más cosas que, inconscientemente, reflejan quienes somos, cuales son nuestros pedos, nuestras ambiciones y nuestro afán de querer estar en un entorno en el que nos sintamos seguros, aunque pueda ser el incorrecto o en el proceso podamos estar chingando la posibilidad de completar sueños u objetivos. A veces es al revés.

Al ver Toy Story 3 me percaté de que la escena que mas me pegó fue una de las primeras. Aquel montaje de videos caseros de Andy de pequeño jugando con sus viejos juguetes. No se que fue, pero me lleno de una tristeza inmensa, no solo de nostalgia. Sentí que algo se había perdido tanto para mi como para el mundo alrededor. Este cambio no lo sentí solo como una reinvención o una evolución sino como una perdida; me llegó la sensación de carecer algo que tenía antes que me hacía mas feliz, o a lo mejor me recordó a un época cuando todo era mas sencillo y la necesidad de reinventarse no existía. Admito que esto debe ser porque, en el momento, no realizo ninguna actividad que me haga sentir pleno. Tengo un trabajo de medio tiempo y el resto del tiempo veo algunos proyectos de interés personal, pero todo se siente un poco desfasado y disperso.

Con el tiempo yo y mi entorno se reinventarán muchas, muchas veces; solo espero que en ese proceso no pierda de vista las cosas que realmente me importán, las cosas que realmente anhelo.

Buenas…

Yo soy Daniel aka Nariboy. Dicen que tengo cara de mamón. También dicen que soy mamón; pero yo no lo creo. Bueno… tal vez tantito. Pero no.

No soy bueno hablando de mi, soy una persona huevona y eso se traslada hasta para una descripción personal. Amo el cine, chillo con muchas cosas, me enojo por muchas otras. En ocasiones no me para el hocico y en otras no digo nada y solo me quedo pensando pendejadas. Puedo pasar de lo feliz a lo triste, de lo idealista a lo cínico, de lo lindo a lo terrible en segundos.

En este momento estoy frente a la computadora pensando algo interesante que escribir mientras escucho The Hill de Marketa Irglova, del soundtrack de Once, y mi mente divaga entre la necesidad de escuchar el nuevo EP de Beirut y las ganas de ver un film clásico como The Silence de Ingmar Bergman, así que mejor los dejo.

No soy bueno para las primeras impresiones, a pesar de lo mucho que han chingado mis padres con lo importante que son, pero bueno… ya tendremos tiempo de conocernos. Al chile escogí un momento bastante taciturno para escribir esta entrada pero hay que aprovechar; ya es martes y la semana se va en putiza.

P.D. ¿”El Plan de San Luis”? porque no mejor algo como: “El Super Fabulantastico Compendió de Opiniones Pretensiosas e Introspectivas por Parte de los Twitteros Potosinos Hipstersiosos, Geeks, Emos y Demas Clichés Sociales más Carismáticos y Hocicones del Estado.”. O bueno, si no quieren no.

A %d blogueros les gusta esto: