Un sueño de un aprendiz de loco

Un avión parte de algún aeropuerto irreconocible cargado de las amigas de mis primas adolescentes Estadounidenses con gustos especiales por la marihuana y la zanahoria rayada. Un disco gira sobre mi cabeza. Un niño Árabe y su mono tratan de llegar a un asteroide, en dibujos animados. Me desmayo y despierto en la Ciudad, donde decido ir a un cine de 1920. La película sigue, la continuación del Niño árabe. Yo aparezco muerto en los periódicos matutinos. Mi abuela me llama para comentar la nota. El Niño árabe consigue una mezquita de altísima tecnología con propulsores orbitales, y llega al espacio. Voy al cuarto de proyecciones. Regreso. Comento la película con un completo desconocido. Ahora Niño árabe ha fundando su propio imperio sobre el asteroide, explotando cargas cada cinco minutos, compartiendo el poder con Zordon, quien vive dentro de un tubo.

Acaba el filme y no hay sujeto desconocido, sólo está Luis. Hablo con él de música mientras observo cómo Gerardo nos observa desde una butaca elevada varios metros del suelo. Salimos del Cine, estoy en el Centro y debo encontrar estacionamiento. Dejo a Ray en el mercado mientras yo doy vueltas y vueltas, sin éxito. Juan decide acompañarme a buscar lugar y lo encontramos en una esquina del mismo mercado. Salto por el disco, pero se escapa de mis manos, cambio de posesión. ¿desde cuando en el centro hay una playa? Voy con Juan a la playa, para alcanzar a nuestro amigos y encontramos a Cach jugando voleibol. Un rato después parece buena idea ir a beber algo, por lo que vamos a buscar líquido. Juan encuentra un puesto del mercado donde venden aguas y jugos. Pido algo místico, que cuesta cinco pesos. Juan ya no está y llega Fátima. Compra un agua. Mi bebida sabe a tamarindo con maíz. Vienen Marte y Mariana, también por líquido. Adentro, atienden dos señoras idénticas, solo que una mucho más anciana que la otra y ambas ríen de nuestros chistes. Fatima me pide 5 pesos prestados y luego desliza esa moneda por mi columna vertebral; a mí el frío metálico me sienta bien.

Es hora de cenar. Basta de carreteras.

Tan Rápido como amanece la locura termina..

Aquì el 68 que 32 en la 76.

Pues al parecer ya han dicho mucho acerca de la locura, que si los chavitos faltos de atención, que si los enfermos mentales, que si las mujeres estamos locas etc…Yo les voy a contar unas pequeñas anécdotas, al mismo tiempo que les pregunto:
¿Què hacen ustedes cuando creen que nadie los ve?
.
.
.

“Shon loco”

Hace unos dos años mientras estaba en la vídeo donde trabaja un amigo,
entro un vago, mal vestido, con unas rastotas de mugre y la ropa desgarrada
se paro frente a un poster de Salma Hayek y dijo: “Ella es mi novia”.
Se bajo el pantalón y comenzo a bailar enfrente del poster.

“Anciana loca”

-Radio taxi buen dìa

– Mandame una unidad a Galeana #000

-Permitame, en seis minutos llega su unidad.

45 minutos después.

Taxista – La señora de Galeana no me quiere pagar y me esta agrediendo con un palo.

“Sobrinito”

-Mamá! mamá! se murió mi pescadito.

-Hay hijo vamos a enterrarlo. Y te compro uno nuevo pero no llores.

Media hora antes…
El niño saca el pez de la pecera y lo deja caer al piso, después lo recoge y le empieza a susurrar:

– Shhh, no grites. (Mientras le pega con la mano).

 

ASDsadhfskllghsfj`sdg…
                                        

 

Crazy Love

El amor es la cosa más loca del mundo.

¿Por qué?

Es un sentimiento que puede unir a dos personas diametralmente diferentes.

Es un sentimiento que logra que las fallas más grandes de las personas se puedan ignorar.

Es un sentimiento que te mantiene estúpidamente feliz un momento y al siguiente te sientes (valga la redundancia) estúpidamente triste.

Cuando estás enamorado ves las cosas de una manera optimista siempre.

Si te enamoras de alguien, no hay día que no pienses aunque sea un momento en esa persona.

Cuando se acaba el amor, por lo general empieza la guerra.

Si eso no es estar bien pinche loco entonces no sé que lo sea.

Economía

Cuando todos están locos, ¿nadie está loco?

La Espiral Descendente

Cuando era más puberto, era más attention whore, pero antes si estaba re-pendejo y zafado (Como todos, quién lo niegue, puede ir a tirarse a un pozo) sinceramente no sabia nada de la vida, ni de sus tópico miscelaneos que vienen con ellos, realmente no sabia nada de nada, ni siquiera el caer en una espiral descendente, siempre quise tener un episodio así, y la neta se me cumplió, y se me ha estado cumpliendo una y otra vez, unas situaciones un poco más superficiales, otras de corte más denso, pero hasta cierto punto, no he logrado alcanzar ese punto de breakdown/deschavetamiento con el que siempre soñé.

Suena un poco zafado, lo sé, pero realmente en esos tiempos si pensaba que hubiera sido divertido, como me colapsaría, como podría ser como una especie de barrera de precaución, como dije antes, no sabia nada de nada, incluso, entré en modas de lo más pendejas posibles para adaptar ese concepto… siempre fue muy curioso de mi, quise que la gente se alejara de mi pero llamando la atención, osea, una completa contradicción andante era en esos días (Aún todavía, pero he descubierto las virtudes de la discreción y un poquito más de prudencia)

Fue en esos días cuando me sumergí en música más oscura y pesada (Sigo ahí, pero ya con un ojo más crítico y haciendo mofa de la gran mayoría de esos grupos que consideraba la mamada) pero si hubo uno de esos grupos/Artistas que hasta hoy día tengo respeto: Uno de sus discos, traía una temática completamente nueva para mi, no eran sólo tripas por todos lados y violaciones a monjas y ángeles en el cielo, este tenia (y tiene) algo más que llamaba su atención por su concepto, no sólo por su música (Que, en esos días, si no era rápida, podrida y brutal, no me llamaba la atención) sino por la energía negativa que produce (Permitanme malviajarme como se me da la gana) era algo completamente interesante, su concepto de una persona que sufre por varios procesos en la vida, problemas sexuales, sociales, personales, religiosos, etc. todo en un mismo lugar, la lírica auto-destructiva… pero ese concepto de la espiral descendente me llamó demasiado la atención.

En esos días no conocía el concepto de Espiral descendente, se me hacia maravilloso, algo bien pinche loco que un completo zoquete como yo quisiera aplicar, pero la vida era demasiado buena en esos momentos, hasta que llegó el final de preparatoria y empezó la pesadilla de la misma

Sigo sin entender el concepto de tocar fondo, pero recibí una probada de lo que podría ser (2 veces) no encontré a un dios en ese trayecto de caída y de regreso, obvio, solamente uno mismo se puede sacar a si mismo del hoyo en el que se metió, no amigos imaginarios ni esas pendejadas que luego despotricaré más adelante (Curioso, siento que los que creen en un ente superior e imaginario a ellos, están bien loquitos)

Al fin me doy cuenta de que en mi pubertad estaba loco, deseaba cosas con las que se puede llegar a daños severos y sin retorno, y quedarme estancado en ellos, pero, por fortuna, salí bien chingón, todavía quedó un poco de razón y cordura para poder salir de ese agujero… lo más triste de todo, es que en cuestiones superficiales, ese maldito disco me sigue atormentando todavía hasta hoy, pero con pasajes al azar, pero esa es otra historia.

¿Creen que soy bien marica por no aguantar la espiral descendente? Tal vez si, no creo poder aguantar durante unos cuantos años el estar en ese ciclo como el creador de dicha obra, pero al menos lo probé, y salí adelante, afortunadamente, puedo decir que no llegué al fondo y ni me estanqué en su eterna locura de la mala como mucha gente que se ha quedado en ese lugar.

El Hombre Que Ríe

La evolución del Joker (o el guasón) me parece muy interesante.

Al principio Joker era un ladrón que le encantaba hacer bromas y era bastante inofensivo. Pero conforme Batman se hizo un comic más maduro sus villanos fueron evolucionando también y Joker no fue la excepción. Se hizo un maniático homicida que calculaba los crímenes de una manera muy fría. La firma que dejaba cuando asesinaba era el dejar una enorme sonrisa en los cadáveres de sus víctimas.

Ahora bien, el origen de Joker ha sido cambiado sobre los años bajo el pretexto de que ni siquiera él lo recuerda. Mi favorita es el inicio de Red Hood donde él era un un comediante con una esposa embarazada y que por necesidad se metió al mundo del crimen. Son tantos traumas que sufre en un solo día que el caer en un tanque de deshechos tóxicos fue la gota que derramó el vaso de agua. Comenzó a reirse descontroladamente y se convirtió en el maniático que todos amamos. Lo más notable que ha hecho este fulano ha sido matar al segundo Robin a golpes, lisiar a Batichica (La hija del comisionado Gordon) para toda la vida, matar a la esposa del comisionado Gordon y siguiendo la tortura a Gordon, cuando le disparó a Batichica le tomó fotos desnuda y secuestró al comisionado en una especie de casa de los sustos mientras que él estaba amarrado desnudo con una bola de fenómenos. La teoría de Joker era que solamente se necesitaba de un mal día para volver a alguien loco.

Algo interesante de mencionar pasa en The Dark Knight Returns en donde Batman se retiró y Joker se encuentra en un hospital mental con la cara completamente seria. Luego de que Batman regresa del retiro la cara de Joker se ilumina y la sonrisa le regresa al rostro. Y es que esto es lo que lo define, su enemigo. Por si no lo saben Joker fue votado como el mejor villano de todos los tiempos por los fans. Wolverine fue votado como el mejor superhéroe… pero lo que no tiene Wolverine es un villano de su talla. Claro, está Diente de Sable pero aceptémoslo… es un pendejazo.

Pero para cerrar debo agregar lo que dicen de él en el cómic de Arkham Asylum:

Joker no está loco, tiene una especie de “super-cordura” en la cual se recrea a él mismo cada día para poder vivir con el flujo caótico de la vida urbana actual.

El locuaz.

Por alguna razón el recurso de el personaje loco en las películas,libros,cómics,etc. le da una especia de incertidumbre al desarrollo de esta (ya sea para bien o para mal) son capaces de dar la vuelta de tuerca y refrescar la linea en que se desenvuelve,hay bastos ejemplos buenos y malos,son como el comodín.

Por alguna razón los personajes locos en comedia son la cosa mas divertida para mi en el mundo….

Síndrome de Estocolmo

Pues solamente voy a mencionar el peor caso de negación y síndrome de Estocolmo que he visto en el cine: es en “Frontieres”.

frontieres_still302

Cosas como “Seguiré aqui porque mis papás me dijeron que volverían por mí. Eso fue hace veinte años” o la escena de la cena familiar convertida en balacera, en que la víctima corre a ver como se encuentra uno de sus captores y llorar a ver que ha muerto.

Estamos condenados a amar al prójimo.

Capgras

El sonido de la alarma te resulta familiar a la distancia pero lo has oído ya tantas veces que  no prestas atención. Al dar vuelta a la esquina, sospechas. La intensiadad del sonido aumenta y comienza la incertidumbre. Al ver las intermitentes de tu auto encendiendo y apagando ya no queda lugar a dudas: ha sucedido, te has convertido en una víctima más.

Tampoco hay espacio para la negación de modo que entras directo a la fase de negociación: realmente tomaste todas las precauciones posibles, esto no se pudo evitar. Ok, procedamos al recuento de los daños. Te acercas, sin acelerar el paso. No hay necesidad, lo que se ha ido no volverá y difícilmente algún maleante sería tan audaz de robar de nuevo un auto que ya tiene activada la alarma. Además un rayo no cae dos veces en el mismo lugar… al menos no muy seguido.

Los cristales están bien, la puerta de estribor está abierta. Fue la “aleta”, ese maldito cristal que sólo tienen los coches antiguos y de alguna manera retorcida, si tuvieras dinero para un vehículo más nuevo esto no habría sucedido. A revisar los detalles. Falta una chamarra-baratija que compraste en Wal-Mart hace dos años por un par de salarios mínimos. La guantera está abierta, el estuche no está ¡se han llevado llevado la carátula del estéreo! Bueno, el énfasis es falso. Lo viste venir, esa maldita costumbre tuya de “ocultar” la pieza secreta en el lugar más obvio no podía tener otro final.

Pero nunca sentiste nada, ninguna emoción, ningún sobresalto. Nada. Desde el principio tu mente se ha limitado a evaluar la situación en términos de si será posible que conduzcas el auto al trabajo al día siguiente o no. Por momento te invade el desconcierto, tratas justificarte pensando que ese estéreo ya estaba viejo, se desprendía la carátula en el momento más inadecuado y no traía tal o cual función de moda. Sí, en el fondo ya estabas pensando en algo más moderno.

Pero no sabes la razón, estarás varios días intentando entender por qué no sentiste nada, ni tan siquiera ira.

De la locura al amor…

Voy a retomar el tema de la bipolaridad para contar dos anecdotas. En la carrera, uno de los compañeros con los que me juntaba tenia una amiga rara. Se habían conocido en un taller extracurricular, creo que de literatura. Ella era flaca larguirucha y fea. Pero sobre todo, gritona. De esas mujeres que hablan rapídisimo, que apenas se les entiende y parece que lo hacen a la máxima capacidad de sus pulmones. Que además despliegan todo el abanico de emociones hasta en la coversación mas breve, que amenazan y regañan y todo eso.Yo siempre he sido una persona muy calmada y la verdad todo eso me sacaba de onda.

Mi compañero y yo teniamos varias clases juntos asi que no era raro que fueramos por el pasillo, entre clase y clase, y nos topáramos con ella. A él lo saludaba por su nombre pero a mi siempre me saludaba al grito de “¡¡¡Hoooolaaaa amigo de Gervasiooooo!!!” (nota: estoy cambiando los nombres para mantener la confidencialidad), grito que aparte de romperme los tímpanos, escuchaba media institución y que dejaba bastante claro que ella no se tomaba la molestia de aprenderse mi nombre. Esa amiguita nunca me cayó bien, no digo que la odiara ni nada, simplemente no me despertó nunca ningún interés ni afecto.

Ella se cambió a otra institución y años después se volvió a reunir con mi compañero. Al parecer las cosas no salieron del todo bien pero ella estaba segura de algo: era bipolar y eso la hacía especial y diferente ¿?

Otro caso que conocí y tal vez el más grave, fue la hermana de un amigo cercano. Todo empezó con un TOC (o vario, no sabría decir), detalles como que no quería dormir con la luz apagada o no comía ciertas cosas bajo ninguna circunstancia. El problema se hizo más y más grande cada vez hasta que ella sufría cambios anímicos muy fuertes en cuestión de segundos y “tuvo” que dejar de ir a la escuela y era incapaz de trabajar. Yo no sabía mucho de eso, sólo había escuchado el clásico “mi hermana está loca” pero no lo había tomado muy en serio. Sin embargo un día que estaba yo de visita en la casa, por descuido moví un objeto decorativo de la sala, ignorando que pertenecia a ella, quien tuvo una reacción muy violenta y se puso casi incontrolable. Fue  extrañísimo y muy incómodo.

Tiempo después supe que ella fue capaz de volver a trabajar, en la tienda de abarrotes de un familiar suyo. A todos nos preocupaba un poco su futuro, la verdad. Pero un día en esa tienda conoció a un Koreano que iba pasando ahí por casualidad. Creo que debe ser muy cierto eso de lo “Amae” porque fue amor a primera vista. Se casaron y ahora viven en Korea.

El amor se encuentra hasta en la tiendita de la esquina.

A %d blogueros les gusta esto: