Mi Espacio

Asi es como se amontona todo cuando limpio, encima de la cama

… Awebooo!!

Este es mi espacio, el que sobró el que invaden y es invasor.

Mi hábitat

Mi hábitat

Mi espacio es la cama donde mi hermana, mi madre o mi hermano usan cuando yo no estoy -Odio con odio jarocho que hagan eso-. Es mi cama! son mis acaros..

Mi espacio es un poco grosero en palabras, respetuoso en sentimientos y siempre cambia de lugar, mi espacio es mio y rodea un campo de aproximadamente 10 cm alrededor de mi piel, fuera de ahí no me interesa que hacen los otros, pero cuidado no es fácil tocarlo y si lo tocas no es fácil dejarlo. Mi espacio es muy difícil de compartir y de conocer.. podría decir que solo lo conoce 1 persona y ya no está.

Quisiera pedir una disculpa por siempre publicar tarde, neta no me vale, pero el tiempo se me pasa y siempre que las ideas se organizan ya es lunes… y al fin de cuentas es Mi espacio y ya lo públique.

-Nos vemos el sábado sexual- o como era? sábado social?- ♥ – Buena vibra en la semana.

El lugar que era mi espacio

Y llego al final, para mostrar el que ERA mi espacio, al final todo lo que esta aquí pronto va a desaparecer, creo que muchas cosas son de otras épocas, por eso no hice un tour de detalles ni hice zoom a un área en particular.

Así se va a quedar el día que de la media vuelta y me vaya. Lo que esta aquí son recuerdos. Mi espacio, el nuevo, soy yo mismo y lo que me llevo es una habitación blanca, lista para decorarse con las cosas que me encuentre en el camino.

Soy “Espacioso”

Aquí una foto con algunos de mis tweet-amigos que seguramente se adapta al tema de la semana… No lloren por mí, yo ya estoy comiendo… otra vez.

Campo de Absoluto Terror

En lo personal me encantó cómo este tema marcó un límite entre lo que estamos dispuestos a mostrar y lo que no. Yo no tengo nada que presumir de mi habitación y hasta me apena un poquito que la vean porque es un desmadre. Colecciones también tengo pero igual me avergüenzan que sepan cuántos comics y videojuegos tengo en total.

Así que también tomaré la salida de los cobardes y les hablaré un poco del espacio personal. Algo que nunca jamás podré soportar es que las personas toquen mis pertenencias sin mi permiso. Me pasaba todo el tiempo cuando vivía con mis padres y llegaba algún primo a usar mi computadora, jugar mis videojuegos o incluso tomar prestados mis cómics. Así perdí la primera edición de La Muerte de Superman.

Hay algo que no soporto cuando hablo con alguien y es que me toquen el hombro y el brazo cuando tratan de llamar mi atención o enfatizar algo. Es una costumbre que incluso varios amigos tienen pero que lo he soportado por camaradería.

Para mí todo este concepto tomó forma cuando vi por primera vez Evangelion. Todo era diversión y risas con los ángeles que tenían sus escudos impenetrables que evitaban que fueran dañados. Cuando se descubre que incluso los humanos tenemos el mismo escudo para protegernos de los demás todo fue un mindfuck pero tuvo mucho sentido. La mayoría no dejamos que los demás se acerquen a nosotros o vean algo que consideramos algo muy íntimo. Por eso cuando encuentren a alguien que les comparta su espacio y con quien puedan compartir su espacio piensen que su campo AT ha logrado ser penetrado y será entonces cuando puedan ser dañados de verdad.

Mi espacio (compartido)

El Marvin regresó! En forma de fotopost y chistes reciclados!

Según lo que entendí, había que mostrar/describir nuestros espacios, y bueno creo que lo más cercano que tengo a un espacio es el escritorio de mi laptop, ahí todo es mio y no tengo nada que ocultar.

He compartido cuarto 16 años de mi vida, y lo odio. Es simplemente horrible tener que ajustarme a las necesidades de una persona que, aunque familiar, no tiene nada que ver conmigo. Para no hacerla larga mi espacio en mi cuarto consiste de: dos paredes,  una cama, la repisa superior de un mueble tipo librero y todo lo que no sea cajón de una cajonera. Fotos después del salto. (siempre quise escribir eso).

Si observan de cerca podrán ver los “graffitis” que hizo mi hermano y mi pared color “Melón”.

Mi pequeñísima colección de películas en DVD, una lata de mi bebida favorita, una cámara instantánea que me regaló mi abuela. Libros que me han regalado, prestado y que he comprado y enfrente algunos juguetitos y, por alguna razón, una jeringa.

Generalmente mis tenis están aventados por todo el cuarto, hoy no fue la excepción y además descubrí que tengo una prefrenciapor los Adidas. por ahí atrás se ven los vinilos que me regaló geeknocivo (aún le amo por eso) y cajas de zapatos llenas de dinero. Eso e instructivos, garantías, cables y creo que más jeringas.

Lo único que adorna mis tres paredes. Robado del extinto Game Island. Un policía me cachó en la movida, pero no me dijo nada.

Esto es lo que hay en el espacio que me corresponde cajonera. Libretas, copias de otros semestres de la escuela, viejos iPods y el  dinero que tengo para toda la semana. Los cajones están llenos de cosas de mi hermana.

Fin.

Mi espacio

Primero, una canción de Karmuazine “Precious place“.

No estoy seguro de como abordar este tema. Me gustaría mencionar mi lugar ideal o en su defecto el lugar donde me he sentido más cómodo. Creo que, fuera de la casa de mi infancia, ese lugar seria un olvidado pueblito en la Huasteca potosina donde pasé un mes un verano haciendo servicio social. Fui en un grupo de seis personas y, mientras todos se la pasaban quejándose del calor, el clima, los insectos y animales, yo me sentía muy cómodo. No sé muy bien la razón, realmente hacía mucho calor, llovía sin previo avisto y tenía las piernas llenas de piquetes de algo que nunca pude identificar.

A pesar de la fama que tiene la gente de mi perfil (informático, medio geek quizá) prefiero estar constantemente en el exterior y en contacto con la naturaleza. También me gusta mucho la ciudad y el caso. No sé, creo que me gusta estar en todos lados. Prefiero el calor a el frío.

Y pues bueno, como por ahí dijeron que la idea del tema era entrometerse en la habitación de un chico muy sexy, pues no los voy a defraudar. A continuación verán unas imágenes, hechas en 2006 y 2007, de mi habitación. Son mis primeros intentos de panorámicas interactivas, con sus respectivos defectos. Mi cuarto ha sido víctima de muchos experimentos fotográficos.

Podrán ver, aparte de las sábanas y cobijas más horribles del universo, pequeños detalles (que tal vez no alcancen a distinguir) como el mini poster de “The abyss” que está enmarcado y colgado en la pared a los pies de mi cama. Lo tengo desde 1992. Ocupan un lugar prominente las peceras, aunque no se ve ningún pez. La grande que está en el librero la tengo desde 1996 y fue hogar de muchos animalitos de forma ininterrumpida hasta este año. Tambíen mi caja roja donde va la ropa sucia, el escritorio nefasteado en el que hace años que no trabajo y las camisas que nunca me pongo. Nunca me regalen una camisa, btw. También puede verse mucho espacio vacío y los zapatos y ropa que no tenía donde poner. Actualmente eso ha cambiado un poco con un armario que me regalaron y que se robó todo el espacio y es feo y tampoco me cabe la ropa. Un cambio que van a notar es la repisa que hice con una patineta que encontré en un basurero. Más detalles de esa repisa 1, 2, 3, 4, 5. Las repisas de arriba del escritorio también las hice yo a partir de chatarra y como dato curioso están sostenidas con cable de freno de bicicletas y probadas para soportar más de 80 kg. Me ha pasado un rato sentado en algunas de ellas. El cuadro que se ve en la primera foto y que tiene como un paisaje tiene una leyenda cristiana de la que no quiero acordarme y afortunadamente ya no existe.

Aquí está la primera foto del 2006. Pueden darle click para verla en flickr con la posibilidad de ver el tamaño original. Y también la pueden ver en versión interactiva en flash. Hagan click y arrastren con su mouse para moverse hacia donde les interese. Shift y control para hacer zoom.

Mi cuarto, desordenado

La segunda foto es básicamente la misma, pero en 2007. Está ligeramente incompleta. Acá pueden ver la versión interactiva.

Mi habitacion, arreglada y recogida

Yo no tengo interesantes medallas ni cigarros en mi cuarto ni fabulosas historias que contar. Ni muebles ni sábanas bonitas. Ahí lo único bonito son, creo, las ilusiones.

El paradigma de la impenetrabilidad.

la impenetrabilidad es la resistencia que opone un cuerpo a que otro ocupe simultáneamente el mismo espacio….

Ante tal hecho científicamente comprobado,por que se empeñan en subirse al transporte publico aun viendo que esta hasta la madre de lleno?

Soy de los tantos humanos que por diversas razones no tiene auto propio (alguna vez lo tuve) y se tiene que conformar con el uso del transporte publico con la desventaja que uno salga casi con estallamiento de viseras y completamente manoseado de sus partes intimas.

Cuando estaba en la prepa,tenia que abordar 2 camiones;el primero de mi casa a la alameda y de ahí a la bonita colonia de la B. Anaya,mientras esperaba el segundo camión alcance a ver como atropellaba un camión a una ciclista (también los conductores deberían de saber el pedo de la física de la impenetrabilidad) y quedó tendido bajo las llantas,después de una tiempo gastado en ver como había quedado el difunto debajo del camión me apresure a abordar el transporte que me llevaría al CBTis 131.

Como vi que estaba medianamente lleno lo aborde sin problemas,hasta que unas 2 cuadras adelante se lleno de escolares con mochilas gigantes en la espalda,valiéndoles madre esta ley de la impenetrabilidad se hacen de su espacio para ir de lo mas cómodos,al ver esto me decidí en recorrer mi humanidad los mas cerca posible de la puerta de bajada y SIN QUERER QUERIENDO le di un “llegue” a una jeva (una vieja pa’ que me entiendan) y me dio tremendo codazo en las entrañas ademas de gritarme el ya mas que clichésco “viejo cochino”  :(

Y pues la verdad mi mente estaba mas enfocada en 2 examenes que iba a tener ese día que en profanarle su espacio,aunque ni estaba tan buena la pinche vieja (jeva).

Puto el que lo lea

Sugerí este tema con la esperanza de husmear un poco por sus vidas, pero veo que son algo celosos de sus espacio, pues bien, no tengo mucho que decir así que aquí les dejos algunas fotos de cosas que están en mi habitación.

Libros, películas, Marshi

Libros, películas muy buenas y mi amplificador Marshi, es mi mejor amigo xD

cigarros, cartas, Dr.Pepper y The Beatles

Seguramente moriré de cáncer pulmonar, un montón de cartas que nunca entregué y que nunca llegaran a su dueño, Dr.Pepper (L) y mi poster de The Beatles (L)

Medallas

Amo estas medallas, tengo más, pero estas son las que mas me gustan

¿Cuàl es mi espacio?

Mi espacio es un locker en la escuela, una recámara de la casa, un cajòn del escritorio, un bastidor en blanco, un lugar en este blog para escribir lo que se me de la puta gana, un hoyo en la tierra  para cuando muera. Mi espacio podrìa ser cualquiera dependiendo de que haga. 

 Por cierto, a nadie le gusta que invadan su espacio. 

   

A %d blogueros les gusta esto: