¿Por qué…?

Porque comes muchos vegetales.

Porque tomas mucho kool-aid de fresa o porque te sangra el recto.

Porque comes muchos cheetos y zanahorias.

Porque acabas de tener sexo fuerte por ahí.

Porque te comiste un unicornio.

Porque tienes diarrea.

Porque comes mucho hielo. ¿Hierro? ¡Hielo! ¿Mucho hierro? ¡Hielo!

Porque las niñas cagan rosita.

A %d blogueros les gusta esto: