¿Por qué…?

Porque comes muchos vegetales.

Porque tomas mucho kool-aid de fresa o porque te sangra el recto.

Porque comes muchos cheetos y zanahorias.

Porque acabas de tener sexo fuerte por ahí.

Porque te comiste un unicornio.

Porque tienes diarrea.

Porque comes mucho hielo. ¿Hierro? ¡Hielo! ¿Mucho hierro? ¡Hielo!

Porque las niñas cagan rosita.

Escribe tu dirección de correo electrónico para suscribirte a este blog, y recibir notificaciones de nuevos mensajes por correo.

Únete a 13 seguidores más

A %d blogueros les gusta esto: